Nueve oros, cinco platas y siete bronces sitúan a España con 120 metales en segunda plaza

La penúltima jornada de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018 comenzó con dos pruebas madrugadoras: La contrarreloj de ciclismo y la media maratón. Mario González y Álvaro Trueba en el equipo masculino, y Sara Martín, en el equipo femenino, se calzaron los tacos y subieron a sus bicicletas para comenzar la prueba de contrarreloj en Tarragona. Martín quedó en sexta posición, González en séptima y Trueba en novena.

Mientras tanto, la media maratón ya había comenzado y a pesar del calor y la humedad con la que amaneció la ciudad tarraconense, Marta Galimany conquistó la plata por detrás de la italiana Sara Dossena; y Elena Hoyo, el bronce. Por otra parte, Javier Guerra hizo un octavo puesto y Ayad Lamdassem no pudo finalizar.

En el Canal Olímpic de Catalunya, Virginia Díaz se colgó la medalla de bronce en remo en la modalidad individual de sculls (W1x). Posteriormente fue Natalia Miguel en Lightweight single sculls (LW1x) la que subió al tercer cajón del podio. Menos suerte corrió el dúo español de sculls (M2x), que se quedó a las puertas de la medalla, en la cuarta posición, por detrás de Grecia, Eslovenia e Italia, y el dúo de Lightweight double sculls (LM2x), que repitió esta posición por detrás de Italia, Grecia y Portugal.

Hoy se enfrentaron de nuevo las selecciones de fútbol españolas e italianas, al igual que lo hicieran en 2009 en los Juegos Mediterráneos de Pescara 2009. Casi nueve años después, se ha vuelto a repetir la historia y España ha ganado la medalla de oro con un gol de Abel Ruiz en el minuto 94, poniendo el marcador 1-2, igual que en la edición anterior.

El alcalde de Tarragona, el presidente del COE, y la flamante secretaria de Estado bajaron al césped para felicitar a los jugadores y al cuerpo técnico. Alejandro Blanco, además, agradeció al capitán y al equipo el detalle de regalarle una camiseta de la selección con su nombre.

En vóley playa femenino el primer partido enfrentó a las dos parejas de españolas en la competición. Paula Soria y María Belén Carro ganaron a Ángela Lobato y a Amaranta Fernández 21-23/21-15/15-13. La final por el oro las enfrentaba a las francesas Aline Chamereau y Alex Jupiter. Empataron a un set, lo que hizo que el público asistente al Arrabassada Berach Stadium se volcara con España. El desenlace fue de 2-1 lo que dio la victoria a las españolas, consiguiendo así la medalla de oro.

Por su parte, la pareja Fernández – Lobato, afrontó su partido por el bronce contra las italianas Gaia Traballi y Ágata Zuccarelli y lo ganaron. La presidenta del Consejo Superior de Deportes, Mª José Rienda; la secretaria general del COE, Victoria Cabezas; la vicepresidenta del organismo, Isabel García; y el presidente de la Rea Federación Española de Voleibol, Agustín Martín, presenciaron los partidos.

En boxeo, Gabriel Escobar prometía por la mañana a sus compañeros que sacaba el oro para España y lo hizo. Ganó su combate en la categoría de 52Kg limpiamente ante el sirio Hussin Almasri. Por su parte, Youba Sissokho no tuvo suerte en su combate contra el púgil egipcio en la categoría de 69 Kg, Walid Mohamed, pero consiguió la medalla de plata.

Si querían mantener al público en vilo, las Guerreras de balonmano lo consiguieron. La diferencia de goles en el partido disputado contra Macedonia era mínimo. Llegaron al descanso por 11-9. Finalmente se impusieron 27-23, coronándose el oro. El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco y el presidente de la Real Federación de Balonmano, Francisco Blázquez, saltaron a la pista contagiados de alegría ganadora. Blanco se dirigió a ellas: “me habéis emocionado. Lleváis el gen ganador en vuestro ADN. Tuvisteis unas grandes antecesoras. Sois la nueva generación. No puedo más que felicitaros y deciros que nos vemos en Tokio 2020”.

El waterpolo no podía encajar mejor en su estreno en unos Juegos Mediterráneos. Las de Miki Oka consiguieron un oro histórico al vencer a Italia por 9-8. Un partido donde se iban marcando los goles, uno a uno para cada selección, en una grandísima final. La defensa española estuvo atenta y finalmente pudieron con las italianas.

En taekwondo, Javier Pérez dio el cuarto oro al taekwondo español en los Juegos Mediterráneos. En el último día de su competición, Pérez derrotó en la final al griego Konstantinos Chamalidis en la categoría de -68Kg.

La competición de tenis de mesa otorgó a la delegación española un oro en la competición de dobles. España ganó a Turquía por 3-0. Carlos David Machado no pudo con su rival portugués Diogo Carvalho y perdió el partido por el bronce por 2-3.

El equipo de dobles femenino de petanca sufrió durante la competición por meterse en semifinales. Finalmente consiguieron una merecida medalla de bronce, al ganar a Turquía por 5-12.

En gimnasia rítmica, Polina Berezina finalizó en cuarta posición con un total de 59.050 puntos y Sara Llana en séptima posición con una suma de 57.150 puntos.

Por último, el combinado nacional de voleibol peló contra Italia por el quinto y sexto puesto. Finalmente, no pudieron batir a Italia y quedaron 1-3 (15-20/26-28/25-27).

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*