Jon Rahm revalida su título en Irlanda

El vasco finalizó con una ronda con ocho birdies y un eagle de 62 golpes, e imponerse por dos de ventaja sobre el austriaco Wiesberger y el inglés Sullivan, ambos con una buena vuelta de 66, pero insuficiente para desbancar al español.

Jon Rahm ha conseguido su cuarta victoria en el European Tour, y lo ha hecho nuevamente en el Dubai Duty Free Irish Open, torneo que ya se adjudicase en 2017. En el campo de Lahinch, al oeste de Irlanda, el español ha dado una lección de golf materializada en una ronda final de 62 golpes (-8).

El jugador vasco ha ganado con contundencia, sufriendo desde atrás y arrasando en las dos últimas jornadas de juego, especialmente en esta cuarta, en la que se ha anotado ocho birdies y un espectacular eagle -el sábado ya se despidió con otro- en el hoyo 12 como consecuencia de un larguísimo y acertado putt.

Agresivo con los hierros y certero con el putt, Rahm fue dejándose buenas opciones de birdie -mención especial para el golpazo en el hoyo 15-, y donde apenas había opciones, las ‘rascó’ con un putt muy fino. Así, fueron cayendo los birdies al tiempo que Rafael Cabrera, segundo de salida, iba viendo como sus opciones se difuminaban.

El canario comenzó bien la jornada, desmontando la exigua ventaja que le sacaba el entonces líder, el inglés Robert Rock, pero la ronda se le torció alcanzado el 10. Entre ese hoyo y el 15 el canario se apuntó cuatro bogeys. Esa mala racha, unida a la efervescencia de Jon Rahm, le alejó de la victoria, para terminar en cuarta posición con 267 golpes, a tres del de Barrica.

Muy buena actuación también de Jorge Campillo, séptimo con un golpe más que Cabrera y muy buenas sensaciones los cuatro días de torneo: 69 64 69 66.

«Me encanta este torneo. Lo he dicho en varias ocasiones, adoro Irlanda, el país, sus gentes; me siento como en casa cada vez que vengo. Llegué en un gran momento de juego, aunque no lo demostré en las dos primeras vueltas porque no acertaba con el putt; pero en el fin de semana se dio la vuelta a la tortilla y los putts empezaron a entrar y creció mi confianza.

Estoy encantado con la victoria, creo que sólo Seve Ballesteros ha sido el único español en ganar más de una vez aquí y colocar mi nombre de nuevo junto al suyo es un gran honor. Es algo muy especial para mí»., comentó Rahm